Sanidad y bienestar animal e inocuidad de los alimentos - ISSN 0718-218X
Portada

Suscribirse

Remover Contáctenos Números Anteriores

E N T R E V I S T A -- HERRAMIENTA PVS DE LA OIE

Las Dras. Sarah Kahn, jefa del Departamento de Comercio Internacional (OIE) y Cristina Ramírez, consultora y evaluadora certificada (OIE) para la Herramienta PVS, entregan su visión técnica respecto de la Herramienta de evaluación PVS de la OIE:

OIE
1.
Considerando que a la fecha numerosos países han utilizado la Herramienta de evaluación PVS de la OIE, ¿cómo califica vuestra organización las evaluaciones realizadas y cuál es la opinión al respecto?
Dra. Khan:
El Proceso PVS de la OIE constituye un programa mundial para la mejora sostenible de la calidad de los servicios veterinarios y de los servicios sanitarios a cargo de los animales acuáticos, con respecto de las normas de la OIE. Se trata de un cimiento esencial para mejorar la sanidad animal y la salud pública así como la conformidad con las normas del Acuerdo sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (Acuerdo MSF) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a nivel nacional, regional e internacional. En el refuerzo de la buena gobernanza, ya se ha demostrado ampliamente el éxito del Proceso PVS. Hasta el 15 de noviembre de 2011, partiendo de una solicitud voluntaria de los miembros, a escala mundial se han llevado a cabo más de 108 misiones de evaluación de las prestaciones de los servicios veterinarios (evaluación inicial). La meta de la OIE es ayudar a los miembros a cumplir las normas de la OIE referidas a la calidad de los servicios veterinarios y los servicios sanitarios encargados de los animales acuáticos. Se trata de una alternativa óptima para mejorar la sanidad y el bienestar animal en el mundo, elementos centrales del mandato de la OIE, y facilitar el comercio internacional seguro de animales y productos animales.
 
2.
Entendiendo que la Herramienta PVS tiene como objetivos determinar el desempeño del servicio veterinario oficial (SVO) de un país determinado, así como mostrar sus brechas respecto de un estándar definido, en su opinión ¿cuál es, en términos generales, la percepción de dicha Herramienta por parte de los países ya evaluados y sus expectativas respecto de su aplicación?
Dra. Khan:
Cabe recordar que a la fecha, 116 países han solicitado una misión PVS, lo que demuestra que el Proceso PVS goza de una amplia aceptación, no sólo entre los miembros de la OIE sino también entre los donantes internacionales.
La OIE está atenta a las expectativas de los miembros y presta gran cuidado en garantizar la calidad de cada misión realizada dentro del Proceso PVS, con una atención particular al proceso de certificación de los expertos, quienes disponen de un manual de procedimientos normalizado y de lineamientos para la redacción de los informes. Conviene destacar que antes de su finalización todos los proyectos de informe se envían a los países para recabar comentarios. Asimismo, la OIE ha elaborado un documento para los delegados que consideren solicitar una misión de evaluación PVS, informándoles de los resultados que podrían esperar.
Dra. Ramírez:
Los países evaluados ven la herramienta PVS de la OIE como un valioso apoyo que brinda esta organización a la contribución del fortalecimiento de los SVO de los países miembros.
Esta herramienta es una documentación oficial avalada por la OIE, realizada por terceros (expertos externos e independientes) que los ayuda con la concienciación y mejora permanente de sus SVO. Sienten el respaldo de la OIE frente a sus propias autoridades y partes interesadas para solicitar financiamiento para realizar cambios que permitan este mejoramiento. También los hace consientes de sus fortalezas y debilidades, y de las oportunidades que pueden surgir al poseer esta evaluación.
Además, muchas organizaciones internacionales (Banco Mundial, FMI y otras) actualmente están solicitando una evaluación PVS como condición para recibir financiamiento de determinados fondos.
En mi experiencia he constatado cómo los países, luego de una misión PVS, han logrado mejoras sustanciales ya sea en recursos humanos o infraestructura, creando alianzas entre los sectores público y privado. Especialmente logran sentir una valoración de su trabajo al tomar consciencia de la importancia que representa el SVO para el país, tanto nacional como internacionalmente.
 
3.
El “análisis de brechas” (AB) aparece como el paso lógico luego de la evaluación PVS; sin embargo, al analizar la información de la OIE se observa que son pocos los países que se han sometido a este procedimiento, ¿cuáles cree Ud. que son los factores que han influido y cómo?
Dra. Khan:
El análisis de brechas PVS corresponde a una evaluación cualitativa y cuantitativa de las necesidades y prioridades de un país, que se basa en los resultados de la misión de evaluación PVS y en una discusión, con los servicios veterinarios del país, sobre sus prioridades. Este análisis parte del contexto y prioridades nacionales, pero también puede considerar el entorno regional. Hasta el 15 de noviembre de 2011, de las 70 solicitudes recibidas para misiones de este tipo, se han realizado 50 y las 20 restantes se hallaban en una etapa avanzada de preparación.
La OIE considera que los avances realizados son una muestra clara de la importancia que los miembros de la OIE otorgan al Proceso PVS.
Dra. Ramírez:
En mi opinión no creo que sean pocos los países que han dado el segundo paso dentro de la llamada “Ruta del PVS”. Considerando que esta herramienta comenzó a aplicarse oficialmente en el año 2010, sumando a esto la dinámica de los países y mirando los datos que la OIE entrega en su sitio Web al 15 de noviembre de 2011, un 65% (70/108) de países que ya han tenido una evaluación PVS han solicitado un “análisis de brechas”.
Además, contar en el período 2010-2011 con 70 solicitudes para “análisis de brechas” y 50 misiones realizadas, habla de un proceso que se ha establecido plenamente y con éxito.
Como este es un proceso dinámico, antes de dar este segundo paso dentro de la “Ruta del PVS” los países deben considerar una serie de condiciones y factores nacionales diversos al momento de pasar de una evaluación cualitativa (informe PVS del país) a una valoración cuantitativa de las necesidades y prioridades (análisis de brechas). En muchos países existe inestabilidad en los cargos directivos, lo cual hace que quien llega en lugar de otro no conozca los procesos que se están realizado, por lo que muchas veces la continuidad de este proceso se interrumpe. También hay que considerar que no todos los países que realizan un PVS necesariamente necesitan un análisis de brecha.
 
4.
¿Considera Ud. que la evaluación PVS podría convertirse en una herramienta de negociación sanitaria, como un elemento que los países miembros de la OMC deban considerar para el comercio de mercancías pecuarias? si este fuese el caso, ¿cuál sería el rol de dicha evaluación en el comercio señalado y qué falta para que ello se convierta en una realidad? es decir, ¿qué acciones podría tomar la OIE?
Dra. Khan:
La OIE promueve los intercambios comerciales seguros de animales y de sus productos derivados mediante la elaboración de normas sanitarias para el comercio internacional y el control de enfermedades, así como la mejora de los recursos y del marco legal de los servicios veterinarios, sin olvidar la ayuda prestada a los miembros para que cumplan con las normas, directrices y recomendaciones de la OIE acordes con el Acuerdo MSF de la OMC.
A fin de garantizar el correcto desempeño de los servicios veterinarios, la OIE ha consagrado dos capítulos a la “calidad de los servicios veterinarios” en el Código Sanitario para los Animales Terrestres (Código Terrestre) y uno en el Código Sanitario para los Animales Acuáticos. Un tercer capítulo sobre comunicación y otro cuarto (en preparación) sobre legislación veterinaria también resultan pertinentes para la calidad de los servicios veterinarios.
Al igual que todos los textos de los Códigos de la OIE, las normas internacionales de la OIE, que sientan las bases de las evaluaciones PVS, han sido adoptadas democráticamente por todos los países miembros.
Es conveniente que los países importadores tengan en cuenta la evaluación PVS del país exportador, ya que en ella se considera la credibilidad de la certificación sanitaria, incluyendo la transparencia en la notificación de enfermedades a la OIE. No obstante, la evaluación PVS no es una auditoría y los resultados no pueden utilizarse en este sentido, ya que esta herramienta promueve una cultura de mayor conocimiento y mejora continua que puede emplearse de manera pasiva o activa dependiendo de las prioridades y compromisos de los servicios veterinarios y de las partes interesadas.
El objetivo de la OIE es ayudar a los miembros a reforzar sus servicios veterinarios y a mejorar los resultados de manera sostenible, lo que se refleja tanto en la estructura de la herramienta PVS como en el enfoque adoptado por los expertos PVS certificados.
Dra. Ramírez:
Los países miembros deben respetar las normas, directrices y recomendaciones de la OIE conformes con el Acuerdo MSF de la OMC.
El Proceso PVS ofrece sólo una instantánea en el tiempo respecto la situación de la infraestructura veterinaria de un país. Así, los países que históricamente han sido reconocidos por presentar una fuerte infraestructura, podrían utilizar el informe PVS como un componente de apoyo a las negociaciones comerciales, a diferencia de los países que han mostrado deficiencias en este aspecto, quienes no podrían hacerlo.
En virtud del Acuerdo MSF, cada país miembro tiene el derecho de tomar medidas para proteger la vida y salud de las plantas, animales y personas; dichas medidas deben apoyarse en principios científicos y en análisis de riesgos, e implementarse de forma transparente. También hay que considerar que si un país tiene requisitos que exceden los recomendados por la OIE, debe demostrar claramente, a través de un análisis de riesgos adecuado, las razones que justifiquen la imposición de normas más estrictas.
La aplicación de las normas de la OIE, incluidas las de calidad y evaluación de los servicios veterinarios, constituye la mejor manera de facilitar el comercio internacional sano y equitativo.
Estimo que es poco probable que la OIE incorpore en los códigos terrestre y acuático la recomendación de que el documento PVS sea utilizado como una herramienta de negociación para el comercio internacional. Sin embargo, sí visualizo la herramienta PVS como un instrumento que los países pueden utilizar en las negociaciones bilaterales.
 
5.
Actualmente un número importante aunque no significativo de países evaluados han publicado los resultados obtenidos en el sitio Web de la OIE, ¿cuál es su opinión con respecto a que los países publiquen los resultados de las evaluaciones?
Dra. Khan:
Las actividades de los servicios veterinarios y de los servicios sanitarios a cargo de los animales acuáticos son un bien público internacional y, por consecuencia, pueden recibir financiamiento público (nacional e internacional). Con el fin de convencer a donantes y gobiernos sobre la necesidad de inversiones apropiadas, los países deben ser transparentes en cuanto a los resultados de su evaluación PVS. La publicación del informe de la misión en el sitio web de la OIE es una de las mejores maneras para mejorar la transparencia. Sin embargo, la OIE reconoce que los gobiernos nacionales puedan emitir reservas respecto la publicación de su informe PVS debido a la preocupación sobre posibles interrupciones del comercio u otras implicaciones. La OIE alienta a los miembros a que al menos pongan sus informes PVS a disposición de los socios de la OIE, como la FAO, la OMC, el Banco Mundial, la Unión Europea y demás organizaciones que puedan estar preparadas para invertir en el país. Los miembros han entendido la trascendencia de este punto ya que, mientras sólo 13 informes PVS se han publicado en el sitio web de la Organización, 78 se encuentran disponibles para socios y donantes de la OIE (ver informes de los países).
Dra. Ramírez:
Sólo 13 de 108 países ya evaluados (situación a septiembre de 2011) han autorizado a la OIE a hacer totalmente públicos estos informes de las misiones de evaluación PVS, como es el caso de Chile. Sin embargo, hay que valorar que un número importante de países ha autorizado a la OIE a remitir en forma restringida estos informes a las organizaciones socias de la OIE y a donantes internacionales que están trabajando en colaboración con la OIE en el programa global de refuerzo de los servicios veterinarios.
Cabe señalar que el objetivo de la OIE es ayudar a los países a mejorar su infraestructura veterinaria. La herramienta PVS proporciona una manera objetiva de medir los datos de referencia y con ello mejorar los puntos débiles que un país puede tener en su estructura.
Para alentar a los países a realizar una evaluación PVS, la OIE proporciona el servicio sin costo para el país y no se pide como requisito que el país publique su evaluación. El país tiene la opción de hacer público su informe o bien entregarlo sólo a un ámbito restringido.
Si la OIE exigiera que los informes se hagan públicos, es probable que menos países participacen en el Proceso.
 
6.
La OIE ha desarrollado un completo sistema basado en la herramienta de evaluación PVS, ¿cuál es la situación de otros instrumentos como, por ejemplo, una misión de legislación, y cuál ha sido el impacto de su aplicación en los países que han continuado con la denominada “ruta del PVS”?
Dra. Khan:

Como parte de una evaluación empleando la herramienta PVS de la OIE, y a pedido de los miembros, la OIE lleva a cabo otro tipo de misiones, como el análisis de brechas PVS y, en caso de que haya transcurrido mucho tiempo desde la evaluación PVS inicial, puede organizar misiones de seguimiento PVS.
Igualmente, la Organización cuenta con un programa de apoyo de la legislación veterinaria destinado a ayudar a los gobiernos que deseen modernizar su legislación veterinaria nacional y, por consiguiente, permitir que los servicios veterinarios cumplan con las normas de calidad de la OIE.
Al igual que los demás elementos del Proceso PVS, las misiones de legislación son realizadas por expertos que han sido formados y certificados por la OIE. Los informes de misión son confidenciales, a menos que el país autorice su divulgación. Hasta el 15 de noviembre de 2011, de las 36 solicitudes recibidas, ya se han realizado 23 misiones de identificación y varias más se hallan en un estado avanzado de preparación. Tras una misión de “identificación” inicial, el país puede solicitar una colaboración a largo plazo con la OIE, a través de un acuerdo de cooperación. En el campo de la legislación veterinaria, también destaca la organización de la primera conferencia mundial de la OIE sobre este tema "Modernizar la legislación veterinaria para mejorar la gobernanza sanitaria" (Túnez, diciembre de 2010; ver información) y el taller de legislación veterinaria para los países de África meridional (Botsuana, noviembre de 2011).
Dentro del Proceso PVS, otro elemento importante de las actividades de refuerzo de competencias de la OIE es el trabajo sobre educación veterinaria y gobernanza de la profesión. La alta calidad de la formación y la eficacia de los organismos veterinarios estatutarios constituyen la piedra angular de la buena gobernanza de los servicios veterinarios.
Las disposiciones en el área de educación veterinaria se hallan en el Capítulo 3.1. del Código Terrestre; por su parte, el Capítulo 5.2. contiene referencias particulares de las obligaciones de los veterinarios en materia de certificación sanitaria de animales. Desafortunadamente, en la actualidad en muchos países la calidad de la educación veterinaria no es la mejor. A nivel mundial la educación veterinaria tendría que reforzarse por medio de:

la elaboración de competencias mínimas (un plan de estudios central) que se vinculen con la prestación de servicios veterinarios nacionales,
la armonización de elementos claves del currículo para facilitar la movilidad internacional de los veterinarios,
la creación de procedimientos de control de calidad y reconocimiento de establecimientos de educación veterinaria,
la reglamentación de la profesión por parte del organismo veterinario estatutario nacional.

La OIE ha desarrollado directrices sobre un currículo central para los veterinarios recién egresados, de tal manera que se ajuste a su mandato y ya ha iniciado el programa de hermanamiento entre establecimientos de educación veterinaria. De este modo, dentro del Proceso PVS, la OIE también está ayudando a los miembros que desean consolidar la educación veterinaria, como un elemento específico de la calidad de los servicios veterinarios.

Dra. Ramírez:
Una misión de legislación es parte del “tratamiento” que debe tomar un país cuando se han detectado lagunas en el marco legal, durante el transcurso de la Evaluación PVS. El objetivo de una misión legislativa de la OIE es identificar las acciones específicas necesarias para modernizar la legislación veterinaria conforme a las recomendaciones de la OIE.
A solicitud de los países miembros, la OIE ha desarrollado directrices sobre legislación veterinaria que contienen los elementos esenciales que debe contemplar la legislación veterinaria para cumplir con las normas de calidad de la OIE. También existen las recomendaciones que se realizaron bajo el marco de la primera conferencia de legislación veterinaria "Modernizar la legislación veterinaria para mejorar la gobernanza sanitaria" en Djeba (Túnez) en diciembre de 2010.
El impacto de su aplicación se presenta, principalmente, en países en desarrollo que poseen una legislación veterinaria obsoleta e inadecuada para enfrentar los desafíos como un servicio veterinario moderno.
Según los datos que entrega la OIE, la situación actual de las misiones de legislación veterinaria, a noviembre de 2011, se resume en 36 solicitudes recibidas y 23 misiones realizadas; casi el 90% de las misiones se ha realizado en la región de África de la OIE.
 
Los artículos publicados en este Boletín pueden ser reproducidos, sin fines de lucro, citando la fuente de origen.
DIVISIÓN DE PROTECCIÓN PECUARIA
BVO SAG